lunes, 30 de enero de 2012

Ayudar a los solteros a encontrar pareja es un digno esfuerzo comunitario.

P. ¿Es apropiado utilizar fondos de caridad para formar parejas?
R. Un principio cardinal de la Torá es "No es bueno que el hombre esté solo" (Génesis 2:18). Cuando vemos el gran número de solteros y solteras ansiando encontrar la pareja perfecta, es natural que como vecinos y como comunidad busquemos ayudarlos.
Algunas organizaciones judías realizan eventos para fomentar encuentros entre personas solteras. Estos pueden incluir fiestas y cosas por el estilo. Otra forma de ayudar es directamente presentando a dos personas. Algunas escuelas judías tienen una posición informal, pero reconocida, llamada "estudiante casamentera" (usualmente una mujer pero no siempre) que se dedica a conocer a los estudiantes y a mantener sus ojos abiertos buscando potenciales parejas.
Formar parejas es considerado algo digno en la tradición judía. Un conocido Midrash describe a Dios mismo como un casamentero:
Una mujer de la nobleza [romana] le preguntó a Rav Yosi bar Jalafta [lo siguiente]: ¿Cuántos días le tomó al Creador bendito sea, crear Su mundo? Él le respondió: Seis días, así como está escrito: Durante seis días Dios creó los cielos y la tierra. Ella le dijo: ¿Y desde entonces qué es lo que ha hecho? Él le respondió: Él forma parejas. (1)
De la misma manera, los seres humanos son impulsados a realizar esta actividad, y el Talmud dice que esta es una responsabilidad de los padres:
Los rabinos enseñaron: El padre es responsable de circuncidar a su hijo, de redimirlo [si es capturado], de enseñarle Torá, de casarlo y de enseñarle un oficio. (2)
El pasaje deja en claro que la responsabilidad contempla no solamente proveer los medios financieros que le permitirán casarse, sino también ayudar activamente en la búsqueda.
Otro pasaje nos dice que casar a alguien es parte del mandamiento de dar caridad. La Torá nos dice (Deuteronomio 15:8):
Con certeza abre tu mano y préstale suficiente para sus necesidades, lo que sea que le esté faltando.
Después de que el versículo se refiere a "sus necesidades", vuelve y hace referencia a "lo que sea que le esté faltando". Los Sabios del Talmud vieron esto como una insinuación de que debemos considerar un tipo de necesidad adicional, un tipo de necesidad que es único para esta persona: una pareja. (La idea es que el "alma gemela" de la persona es específica para él o ella). Mientras que el énfasis principal del pasaje está puesto en proveer las necesidades materiales para formar una nueva casa, el Talmud utiliza el lenguaje específico de "casar" al individuo necesitado, y vemos del pasaje anterior que esto también incluye encontrar una pareja en primer lugar. (3)
Cada comunidad tiene que presupuestar cuidadosamente sus fondos de caridad y recursos organizacionales, y establecer prioridades. Una meta digna que debería ser considerada es dedicar recursos a actividades que ayudarán a solteros y solteras a encontrar su media naranja.
FUENTES: (1) Midrash Rabá en Levítico 6:13 (2) Kidushin 29a (3) Ketubot 67b
http://www.aishlatino.com/a/eyn/138285979.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada