sábado, 16 de julio de 2011

Inventando mercados. Ejemplo: Second Life

Últimamente se oye mucho hablar de los mundos virtuales. El más conocido sin duda es Second Life, pero hay muchos más.
La cuestión es que alrededor de esos mundos se ha creado una nueva economía, una economía virtual que se relaciona con la economía del mundo real.
En el caso del Second Life, existe una moneda local, el Linden Dolar L$ que se puede comprar y vender con dólares $USA reales en el Lindex (Casa de cambio de de Second Life). Las interacciones económicas dentro de este mundo virtual se llevan a cabo con esta moneda.
De esta forma, uno puede comprar para su avatar (personaje del mundo virtual) L$, hacer negocio dentro de Second Life aumentando su patrimonio de L$ y finalmente cambiarlos por $USA. Así se ganaría dinero en el mundo real haciendo negocios en el virtual.
Para que os hagáis una idea de las proporciones que esta economía va tomando, comentar que en el mes de mayo de 2.007 se intercambiaron 6,8 millones de $USA en el Lindex.
Dentro de Second Life se puede comprar y vender productos (casas, terreno, coches, etc) y servicios (ropa, diseño de avatares, etc) de la misma forma que ocurre en el mundo real.
Esta posibilidad de hacer negocio no pasa desapercibida para las empresas del mundo real que también buscan obtener mercado a través de Second Life. Por ejemplo la empresa Zara ha abierto una tienda en este mundo virtual con su marca Bershka.
Como vemos existe una nueva economía dirigida a los avatares, donde la proyección de la persona en la red también consume, creandose de esta forma un mercado donde antes no existía.
Dentro de poco, cuando los mundos virtuales cobren más auge, estoy seguro de nos encontraremos anuncios en el mundo real destinados a los avatares del mundo virtual (ropa, casas, vehículos, ...)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada